+INFO

martes, 15 de abril de 2008

It isn't a heartache

Cuando estaba enferma todo eran ventajas. Vale, sí, no me encontraba bien, pero..

  • Las sábanas de la cama recién hecha (mi madre nos hacía la cama con sábanas limpias en cuanto llegábamos del médico). Esas sábanas fresquitas mmmmhhhh.
  • Los “vicios” permitidos para hacer más llevadera la enfermedad, recuerdo con especial cariño donuts y natillas
  • Siempre había un libro o cómic para hacer más llevadera el tiempo que “la pobre se aburre tanto”
  • Eso de “me voy a quedar retrasada” no entraba en mi cabeza… simplemente, era no ir a clase tres días…y después era chulísimo ponerte al día: fulanito se peleó en el recreo.. a no sé quién le riñeron porque no trajo los deberes hechos… la profe de música tampoco vino…
  • Sí, vale, cuando tocaba una inyección se pasaba fatal, pero… y los mimitos posteriores?? Compensaban bastante.
  • Podías vacilar a tus hermanos porque en cuanto te quejabas un poco la bronca era para ellos.. a fin de cuentas… “pobre, no ves que está enfermita?”
  • Las visitas de tus amigas, cuando no era algo contagioso.

- Al final de esos dos ó tres días en cama estabas deseando volver a la rutina… y, sí, te aburrías un poco pero… de vez en cuando apetecía ponerse enferma.

Cuando estás enferma;

  • La ansiedad por saber qué estará pasando en el trabajo y con hacer varias llamadas por cosas que no te dio tiempo a dejar cerradas (lógico.. te pusiste enferma!) no te dejan ni sentir dolor
  • Normalmente, no quieres ni comer y mucho menos cosas pesadas, sobre todo, cuando te pilló una gastro
  • No tienes fuerza ni para leer.. lo único que quieres es que el mundo deje de dar vueltas y dejar de oír ese martilleo en tu cabeza e intentar descansar, dormitar.. dejarte ir…si no fuera porque tienes que buscar quien se quede con la niña, hacer esas llamadas del trabajo, dejar de sentirte culpable por una serie de cosas como estar sin hacer nada cuando hay tanto por hacer… pero no estás enferma?
  • En todo caso, llamar a alguna amiga para contarle tus penas de salud y acabar muertas de risa por todo (menos mal que existen las amigas!)

Pues sí, este fin de semana me pilló una gastroenteritis…supongo que fue algo que me hizo daño porque ya estoy bien, no fue un proceso y apena tuve fiebre pero… qué bien se está cuando se está bien!! Ojalá hubiera sido otro tipo de dolor!

10 comentarios:

aunqueyonoescriba dijo...

es que de adultos, no nos permitimos enfermar...

pues yo recuerdo con especial añoranza las noches con mi madre... siiissi para cuidarme me llevaba a su habitación a dormir, y mi pobre padre tenía que emigrar a otra habitación

Pru dijo...

Me alegro de que ya estés bien! A mí también me gustaban los mimos de cuando me ponía mala, pero me aburría tantísimo que echaba de menos el cole!
Lo mejor en la facultad, que como me doliera mínimamente cualquier cosa, ya me quedaba un poco más en la cama y me saltaba las primeras clases, y ahora que se me acaba de terminar la vida de estudiante... lo echo de menos!!! Ahora como no me ponga malísima... nada! A trabajar y nada de remolonear ni de saltarse horas... joooooo.

Besossssssssss

Pipo dijo...

Ay, Dios...

¿qué comerías?

Yo cuando estaba malo siempre me caía un rompecabezas, de los que falta un apieza y tienes que ir moviendo.

Debería tener cincuenta y creo que nunca acabé ninguno.

Sic!

CORVEN DALLAS dijo...

Me alegro de que ya estés mejor. Es un fastidio cuando te pones enferma, tenemos tantas responsabilidades que incluso te sientes culpable por no poder llevarlas a cabo, ainsss.
Cuidate y muchos besos wapa

Sandra dijo...

Bueno me alegro q ya estes recuperada... A mi a veces me apeteceróa ponerme malita, q no me doliera nada, pero q no pudiera venir a trabajar, ajajaj.. q morro lo sé!!.

De todas formas yo soy de las q cuando estan mala, no me gusta q nadie me mire, ni me diga nada, ni me hable, ná de ná... me vuelvo antisociable...

Besitos y a recuperarse del todo guapa.

PQ me lo merezco! dijo...

Es que con niños como te pongas enferma es el caos. Entre organizarte para que alguien se quede con ellos, y cuando estan en casa que te dejen tranquila en la cama sin chillar porque estas para el arrastre,....... . Casi mejor no ponerse malo porque es un horror.

Pero bueno, ya ha pasado y me alegro de que estes mejor pq las gastros suelen dejarte hecha un trapo.

Muchos besos
Bea

coco dijo...

oyeee!! cómo que has estado malita! bueno, piensa en verde. Las gastros son tan depurativas! jajajajajajajajajajajajajaja! bueno, espero que estés mejor, al menos como para poder quedarte en cama disfrutrando de la peque, de un libro y de los mimos de cuando eras pequeña (aunque sea un poco por cuentecillo)
Un beso, recupérate.

maba dijo...

aunque: ay...el problema es que añoramos la infancia.. hasta cuando estábamos enfermas!

pru: sí, hija, sí.. otro "problema" de crecer..que ni derecho a estar pachuchis tenemos!

Amable:ni quiero pensar que pude haber comido..vamos a dejarlo no vaya a ser que me ponga mala con el recuerdo!!
y, sí, de esos puzzles también hay en mi casa..y a mí me ponían nerviosísima..cuando estabas a punto..se fastidiaba el invento!! eso y el cubo de Rubik...demasiado para mi paciencia!

corven: gracias.. ya me voy encontrando mejor..por lo menos, como que era lo que más necesitaba!

Bea: es que lo peor es eso! a la pobre la tenía "castigada" sin mí..encima, con miedo por si era vírica y se la pasaba.. espero que todo se quede aquí..por ahora está bien.

Coco: si ya estoy al tajo!! eso sí..entre unas cosas y otras.. un año después ya estoy en el peso de antes de quedarme embarazada!!no hay mal que por bien no venga, no?

besos a todos

Miu dijo...

ufff es que con las gastroenteritis se pasa fatal! Yo con la última estuve horrible. Encima fue un fin de semana (¿por qué nos ponemos malos más en fin de semana?) y estaba mi novio en mi casa... y yo venga paseítos al baño. Todo el rato mareada y con naúseas, qué mal qué mal...
Me alegro de que estés mejor!
Besos!

telericatarta dijo...

¡Donde esté una gastroenteritis como dios manda que se quiten otros dolores! que tengo un par de amigas con el corazón partío y ojalá pudiera darles unas buenas sopitas de arroz para que se pasaran sus males...