+INFO

jueves, 13 de marzo de 2008

Vidas cruzadas

Siempre me llamó la atención la cantidad de gente con la que tienes relación exclusivamente telefónica. Sobre todo en el trabajo.

En algunos trabajos, la mayor parte del tiempo lo pasas colgado del teléfono hablando con proveedores y clientes (ahora cada vez más por mail, pero este es aún más impersonal. Con el teléfono, por lo menos, sabes cómo es la voz de la otra persona; si está diciendo algo de forma irónica o si tiene una sonrisa en la cara).

Algunas veces me pregunto si esa gente que me cruzo por la calle, esos anónimos con los que puede que no me vuelva a cruzar, les habré escuchado la voz por una llamada en el trabajo.

Otras veces me pregunto cómo puede ser que a Jose, de la Agencia Tal y a Concha, secretaria de uno de los mejores clientes, no les pueda poner una cara. Porque con algunos, la relación ya es casi personal: ¿Qué tal tu niña? ¿A dónde vas de vacaciones? Por no mencionar otros casos en que después de una llamada en la que casi “llegas a las manos”… uno de los interlocutores llama para suavizar la situación.

Pues ayer, miércoles, mi día rutina-rompe-rutina, quedé con dos de estas personas. Trabajan para uno de los proveedores de mi trabajo. Y tenemos una relación muy estrecha…es decir, hay días de 15 ó 20 llamadas.

La experiencia fue de lo más positivo. Nos caímos muy bien. Nos reímos de broncas que ya son agua pasada. Y vacilamos a los jefes, concretamente, al de ellas; porque del mío no hay queja.

Ahora, tengo una duda, ¿esto podría llegar a nuestra relación laboral? ¿Pueden darse unas confianzas que repercutan en nuestros trabajos? ¿Es bueno mantener la distancia, fría, del teléfono o somos personas que nos relacionamos de forma cálida?


Y, para calidez, la de Serge Gainsburg y su hija Charlotte, en una canción que me encanta pero que no quiero saber que significa, Lemon incest.

6 comentarios:

Sandra dijo...

Te entiendo!!, yo por mi trabajo hablo muchísimo por teléfono. Hay personas con las q tengo una relación de mas de 10 años, y nunca nos hemos visto, es increible. Luego esta lo de los " chafones" q te llevas. Siempre le pones cara a una persona, según su tipo de voz, y si llega el día en q ves a esta persona cara a cara, nunca corresponde a la idea q te habías hecho. Madre mia q cierto es!.

Lo de las relaciones, yo tmb lo pienso, creo q si se pueden hacer buenas amistades. Siempre y cuando ambos sepan diferenciar lo q es trabajo y lo q no lo es.

Un besito guapa!.

coco dijo...

te superas. me encanta, me tienes enganchadísima... que me he pasado la mañana deseando hacer un hueco para leerte. Lo que dices de las voces al tfn... yo soy muy curiosa y me gusta saber cómo es la gente. Puede que haya alguna cosa negativa de conocer a esa voz. Pero creo que las positivas las superan. Te ayudan a entender que es verdad eso de que "un mal día lo tiene cualquiera". Porque han pasado de ser voces a personas. Con todo lo bueno y lo malo (uy, esos impertinentes, en ocasiones, excesos de confianza...) que ello significa. Me quedo con las relaciones interpersonales. Y las voces de padre e hija (?¿?¿?¿?)
besos guapa

PQ me lo merezco! dijo...

No sé si es mejor o no quedarte con las voces o llegar a conocerlas porque en asuntos de trabajo, a veces la confianza no es buena compañera.
Pero yo siempre pienso en lo interesante que es conocer nuevas personas, así que pienso que al final te va a reportar mejores momentos que malos. A conocerlos pues!!!

Besos, Bea.

maba dijo...

por principio, prefiero conocer las caras de las voces con las que hablo.. pero, en este caso concreto, despues se me hace más duro tener que "pelearte" por algo.. aunque, tambien es verdad, que consigues tener a la gente más de tu lado, no?

gracias por pasaros. muchos besos..

se esta acabando la semana laboral!!!

susana dijo...

Q cierto es! trabajo en un banco y aunq trato con muxa gente fisicamente la mayor parte de la relacion con los clientes es telefonica, habra q levar a la practica el kedar tb con compañeros q solo conozco a traves del telefono o del correo.
besicos!

Blaudemar dijo...

A mí tb me pasa, y me hace mucha ilusión cuando, por fin, conozco a alguien con el que he hablado centenares de veces por teléfono.
Y respecto a la relación, no creo que tenga que haber problema. Si hay buen "feeling" y os lleváis bien, una cosa no quita la otra.
Buen fin de semana!